En case study - standfirst

Pesca del bogavante en Maine, EE.UU.

En el Golfo de Maine el bogavante estadounidense constituye más del 80% de los valores totales de los recursos marinos, pero este éxito económico tiene una contracara ecológica.

R. Kleine/Flickr

R. Kleine/Flickr

Este caso ilustra un fracaso al ver la relación entre los sistemas socioeconómicos y ecológicos. En el Golfo de Maine el bogavante estadounidense constituye más del 80% de los valores totales de los recursos marinos, pero este éxito económico tiene una contracara ecológica. La reducción gradual y a largo plazo de las poblaciones de bacalao, merluza, eglefino, fletán y erizo de mar ha dado por resultado una población vulnerable, casi un monocultivo, de bogavante. En otros lugares ese dominio de bogavantes ha causado un estallido de la enfermedad del caparazón.  Un colapso similar en Maine sería devastador para los más de 7000 bogavantes y las industrias relacionadas con la pesca.